Con el negocio del microtráfico empieza el círculo del mal: Diego Molano

Con el negocio del microtráfico empieza el círculo del mal: Diego Molano

Foto: Facebook.

Los centros de distribución de sustancias ilícitas en Bogotá mueven cerca de 15 millones de dólares al año y las autoridades han identificado 405 expendios minoristas.


Fontibón360 –En Fontibón existen zonas de alto, medio y bajo riesgo de existencia de puntos de venta, especialmente en zonas del centro y occidente de la localidad, según un mapa revelado por la Fundación Ideas Para la Paz (FIP), en 2018.

Hay un registro de la FIP que indica que en la localidad se vende una ‘bicha’ de bazuco hasta en $ 6.200 y marihuana hasta en $ 3.700.

Lectura sugerida: Líderes sociales y habitantes de Fontibón viven y trabajan bajo amenaza

Esa ONG concluyó que en donde se presentan condiciones tales como hurtos de motocicletas, homicidios, lesiones personales y presencia de bares, hay una alta probabilidad de que existan expendios de droga, informó El Tiempo.

A eso se agrega que las ollas de expendio son el principal factor de riesgo de inseguridad que afecta la tranquilidad de los vecinos y deteriora la calidad de vida de quienes viven cerca.

El concejal Diego Molano, precandidato del Centro Democrático a la Alcaldía Mayor de Bogotá, considera que este problema podría ser resuelto mediante el trabajo conjunto entre las autoridades, la comunidad y la Policía.

Su propuesta es duplicar el presupuesto de seguridad a un billón de pesos para Bogotá, conformar una Policía Cívica con 4.000 uniformados y realizar campañas de prevención del delito especialmente en la población joven de la capital.

F360: ¿Cuál es el centro del círculo del mal del que usted habla?


“Hoy, el principal generador de violencia es el microtráfico. Ustedes ven una localidad como Fontibón, que uno va a un barrio como San Pablo, Santa Rosita y todo el mundo sabe dónde está la olla […].Están llegando a los jóvenes, luego los obligan a robar cerca al parque, luego los entrenan para que roben celulares en Transmilenio, es el círculo del mal; luego los preparan para que se vayan a las bandas, en apartamenteros, cerca de los centros comerciales, en los cajeros automáticos… se comienza un círculo del mal que genera inseguridad, mucho miedo, en los barrios de la localidad”.

“Vamos a tumbar las ollas en Fontibón y ahí vamos a poner puntos creativos; vamos a tener un pie de Policía propia de Bogotá; 4.000 uniformados a lo largo de los 4 años (de gobierno) que serán reclutados en Bogotá, personas que vivan en Bogotá, preparados y entrenados para los problemas que hay en Bogotá, que sepan muy bien la problemática de Fontibón; por ejemplo, en coordinación con la Policía, uniformados, sin armas, dedicados a vigilar Transmilenio, vigilar los parques y garantizar que los entornos escolares estén libres de droga y de ese tipo de inseguridad que amenaza a nuestros jóvenes”.

F360: ¿Tener mayor pie de  fuerza garantizaría reducir los niveles de inseguridad que hay en la localidad?


“No, ese es un paso importante. El segundo es la vinculación de la ciudadanía. Nosotros hemos dicho: el presidente Duque impulsó la Red Cívica de Participación Ciudadana de Seguridad y nosotros queremos, con los tenderos de Fontibón, con los taxistas que viven y se mueven en Fontibón, con los vigilantes, con los miembros de las juntas de acción comunal, hacerla realidad.

“Con esa red de participación cívica, con tecnología, en frentes de seguridad muy bien organizados, donde participe el comandante de la estación, donde participe el comandante del CAI y adicionalmente la Secretaría de Seguridad y los ciudadanos, estén conectadas las cámaras, exista un botón de pánico y ayude a la seguridad;  y lo tercero, es una gran campaña de prevención de la delincuencia juvenil, porque lo que lo que no le vamos a permitir a estor pícaros, a estos vándalos, es que se nos lleven a nuestros jóvenes y mucho menos en una localidad como Fontibón, porque allí lo que vamos a hacer es llenarlo de actividades deportivas, con una tarjeta de tiempo libre para que los jóvenes puedan ir a los clubes deportivos. Hoy tenemos en el parque Atahualpa una cantidad de clubes deportivos funcionando hasta las 10 de la noche el parque, con canchas sintéticas y lo que necesitamos es que los jóvenes puedan participar de esa actividad sobre todo en los barrios en donde más riesgo hay”.

F360. Uno de los mayores factores de inseguridad es la migración de venezolanos que agreden, asesinan, roban en diferentes localidades de Bogotá y en particular en la localidad de Fontibón. ¿Qué va hacer usted cuando llegue a la Alcaldía Mayor de Bogotá para enfrentar la migración venezolana? 


“Javier, qué pregunta tan importante y sobre todo que es de total relevancia, me la han preguntado todos estos meses durante la campaña porque se convirtió en el tema de la ciudad. 280.000 venezolanos han llegado a Bogotá y particularmente, en los últimos meses, se están ubicado en Bosa, en Fontibón, en Kennedy y en Suba. Son las localidades más afectadas, por eso que requerimos: primero, la posición del Alcalde es respaldar al presidente Duque para que caiga el régimen de Maduro. Mientras no caiga el régimen de Maduro el flujo de migración  de venezolanos seguirá y allá deben recuperar su democracia para poder retornar; segunda decisión, hay que apoyar a los venezolanos sobre todo a niños y adultos mayores que están llegando en una situación crítica a esas localidades. Diariamente llegan cientos de venezolanos es unas condiciones humanitarias muy graves, por eso hay que apoyarlos”.

F360: ¿Y cuáles son las medidas que adoptará para brindar ese apoyo?


“Las dos medidas que debemos tomar son: primero, la vinculación laboral o de trabajo. Le hemos planteado al presidente Duque que los permisos temporales no los entregue únicamente para Bogotá, que también los entregue en otras zonas  en donde se requiere mano de obra, por ejemplo, médicos y enfermeras en Chocó, allí podrían entregarse permisos de trabajo; recolectores de café en el Eje Cafetero; de manera que pueda compensar esa situación en otras regiones en donde se necesita mano de obra y lo último, sí estoy absolutamente convencido: a los venezolanos, toda la solidaridad, pero el que incumpla la ley, el que se siga colando en Transmilenio, el que haga parte de las bandas, el que atraque, el que incumpla con las leyes colombianas será deportado, porque no se puede abusar de la solidaridad que hemos tenido los bogotanos y los colombianos con los venezolanos, pero tienen que conocer y cumplir la ley”.

Redacción Local.

@Fontibon360