El magisterio inicia paro de 48 horas, ¿qué es lo que pide al Gobierno?

El magisterio inicia paro de 48 horas, ¿qué es lo que pide al Gobierno?

Foto: Fecode.

Los docentes exigen una reforma constitucional al Sistema General de Participación (SGP) para aumentar el presupuesto que se invierte en la educación pública.


Fontibón360. –Pero además piden dignidad, respeto y protección para garantizar el acceso a la educación de cientos de miles de jóvenes que estudian en colegios públicos.

En ese sentido, la Asociación Distrital de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación (ADE) elevó un pliego de peticiones de 38 puntos, tanto a la Secretaría de Educación como a la Alcaldía Mayor de Bogotá, en el que exigen al Distrito mejorar la política educativa vigente.

Lectura sugerida: ¡Lo hicieron! Estudiantes del IEDITI lograron acuerdos con la SED para levantar el paro

La asociación considera que es necesario incrementar el presupuesto –que ahora está en más de $ 87.000 millones para calidad educativa solo en Bogotá y más $ 7.000 millones para alimentación escolar– para atender asuntos urgentes como, por ejemplo, garantizar la infraestructura para los colegios, mejorar la dotación de material didáctico y aulas especializadas, así como el aumento del presupuesto nacional para las transferencias que se giran a los colegios públicos nacionales.

Sin embargo, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Educación, anunció que esa reforma constitucional sí se hará, pero con base en lo que decida una comisión de alto nivel conformada por entidades estatales que serán designadas es una especie de pacto que promueve el Plan Nacional de Desarrollo (PND).

Ese plan “va en contravía de lo público, de los derechos laborales y pensionales del magisterio. Además, desconoce las realidades de nuestros jóvenes y niños, pues no genera financiamiento para la conectividad, el transporte y la comida«, señaló a El Tiempo Nelson Alarcón, presidente de Fecode.

Asimismo, los maestros exigen que se suspenda la implementación de la llamada Jornada Única Escolar por “inexistencia de recursos, carencia de condiciones dignas, de sustentación pedagógica” y porque atropella los derechos de la comunidad académica.

Además, el pliego incluye una propuesta para modificar el calendario académico que afectaría a 6’393.618 de estudiantes matriculados en colegios públicos, según cifras del Ministerio de Educación, que consiste en 2 periodos académicos de 20 semanas cada uno; 6 semanas para actividades de desarrollo institucional; 12 semanas de receso estudiantil y 7 semanas de vacaciones para docentes y directivos. 

De igual manera, la ADE reclama al Distrito el aumento de la planta de personal y modificar los “parámetros y funciones en todos los niveles, áreas y modalidades educativas” para todo el conjunto de docentes, directivos, orientadores y trabajadores administrativos.

No obstante, sobre este punto ya existen reparos porque antes de eso sería necesario mejorar la calidad de los docentes del país ya que hay “grandes déficits en el ámbito de formación y homogenización de las condiciones de calidad de los encargados de educar a los niños”, según un estudio publicado por la Escuela de Gobierno Alberto Lleras Camargo de la Universidad de los Andes y que fue citado por Semana en julio de 2018.

En lo que tiene que ver con Bogotá, la ADE advierte que faltan herramientas para garantizar el derecho a la educación en áreas rurales –como la localidad de Sumapaz–, se fortalezca la educación para jóvenes adultos que estudian en la nocturna o los fines de semana y que, en todo caso, se implemente como una prioridad en los colegios oficiales la Pedagogía y la Cátedra para la Paz.

Este último se trata de un tema sensible ya que desde distintos niveles políticos se considera que esta cátedra es un modelo de «adoctrinamiento» para estudiantes y no sería del recibo por parte del Gobierno Nacional.

Redacción Bogotá.

@Fontibon360