Connect with us

BOGOTÁ Y NACIÓN

Durante el Domingo de Ramos no le arranques las hojas a las palmas

Published

on

Domingo de Ramos Palma de Cera

Foto: Captura de pantalla / JBC – YouTube.

De acuerdo con la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN, la palma de cera (Ceroxylon quinduense) se encuentra en estado vulnerable.


Por: Jardín Botánico de Bogotá.

El 14 de abril se realizará la celebración de la eucaristía del Domingo de Ramos en el Jardín Botánico de Bogotá, donde invitamos a celebrar en medio de la naturaleza sin utilizar ramos.

La palma de cera puede tardar hasta 57 años para empezar a producir tallo, 83 para reproducirse y puede vivir cerca de 200 años. Sus cogollos (utilizados para los ramos) solo se producen una vez al año.

De las 12 especies de palmas que se pueden hallar en los Andes, Colombia alberga en su territorio a ocho de éstas, convirtiendo al país en el más rico en diversidad de palmas, un símbolo nacional y parte importante para la producción de oxígeno.

Por décadas, los cogollos de la palma de cera (Ceroxylon quinduense) han sido empleados para la transformación de artesanías y toda clase de elementos para conmemorar el Domingo de Ramos, dejando a la especie en estado vulnerable y con una reducción del casi 50 % de su población en el país.

Bajo el lema “La naturaleza te lo pide a gritos”, el Jardín Botánico de Bogotá lanza una campaña que busca prevenir el uso de la palma de cera en la semana mayor, pues además de ser el árbol nacional de Colombia, la Ceroxylon quinduense puede tardar hasta 57 años para empezar a producir tallo, 83 para reproducirse y los cogollos (utilizados para los ramos) solo se producen una vez al año.

La iniciativa, además, pretende contribuir a la conservación de la especie nativa, la cual puede llegar a medir hasta 60 metros y vivir 200 años aproximadamente.

La principal importancia ecológica de la Ceroxylon quinduense a nivel nacional es que sirve como fuente de alimento para aves endémicas como el periquito orejiamarillo, perico verde, tucán, loro coroniazul y cotorra montañera.

Asimismo, se ha observado que el oso de anteojos se beneficia de los cogollos (hojas no expandidas) como fuente de alimento; y, entre otras características, contribuye a mantener activo el ciclo de nitrógeno, conservando el equilibrio ecosistémico.

Es así como el Jardín Botánico de Bogotá hace una invitación para que durante la celebración litúrgica se reemplace la palma de cera por otras plantas vivas, principalmente por plántulas de especies nativas herbáceas y arbustivas que puedan ser plantadas en las jardineras de los hogares de la capital, pues la principal razón de la desaparición de la palma de cera es la poca regeneración de nuevos individuos.

Otro de los aspectos a tener en cuenta durante la celebración religiosa anual es no utilizar ramos secos que contengan partes de las plantas, para promover poco a poco un cambio en la tradición por medio del uso de plantas vivas que no tengan un impacto negativo sobre las poblaciones de palma de cera.

Actualmente en Bogotá, la palma de cera (Ceroxylon quinduense) cuenta con 5.471 individuos y hace parte de la lista de especies priorizadas para la arborización urbana, con el objetivo de propagarla y generar mayor sentido de pertenencia por nuestro árbol nacional.

Asimismo, extendemos la invitación a todos los ciudadanos a participar este domingo 14 de abril de la eucaristía que realizará el Jardín Botánico de Bogotá, a las 10:00 a.m., en el marco del Domingo de Ramos, donde abriremos el espacio para conmemorar la semana santa en medio de la naturaleza, pero sin utilizar plantas.

Con información del Jardín Botánico de Bogotá.

Redacción Bogotá.

@Fontibon360

Publicidad

El portal de noticias, gente y cultura local de Fontibón.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia

Copyright © 2019 Editores & Medios Digitales S.A.S.

× Ordene aquí su pauta