Connect with us

MASCOTAS

Malas prácticas veterinarias pueden ser denunciadas y llevadas hasta un comité de ética

Published

on

Malas prácticas veterinarias

Foto: Pixabay.

Los veterinarios que presuntamente hayan empleado métodos inadecuados para el tratamiento de sus pacientes están sujetos a un proceso disciplinario y a posibles sanciones.

Así lo contempla la Ley 576 del 15 de febrero de 2000 que no es otra cosa que el código de ética para los médicos veterinarios y zootecnistas del país que, dicho de una manera directa, también protege la actividad y establece un tipo de exoneraciones según el riesgo previsto en tratamientos, medicamentos y procedimientos quirúrgicos.

Esa normatividad incluye, entre otras cosas, las causales para la apertura de investigación disciplinaria a los profesionales que desempeñen irregularmente sus actividades y las sanciones a las que se exponen, que van desde una amonestación verbal hasta una suspensión de cinco años del ejercicio profesional.

En ese sentido, los veterinarios y zootecnistas  deben rendir cuentas ante el Consejo Profesional de Medicina Veterinaria y Zootecnia de Colombia cuando sean requeridos por este organismo, según indica la ley.

Las infracciones al código de ética serán conocidas por el Tribunal Nacional de Ética Profesional de Medicina Veterinaria y Zootecnia, una instancia integrada por 14 miembros, que tiene la misión de investigar y sancionar a los veterinarios que sean denunciados por presuntas malas prácticas, deslealtad o incumplimiento de sus deberes profesionales.

¿En dónde quejarse?

Si usted desea interponer una queja por una presunta mala práctica profesional de un veterinario puede comunicarse a los teléfonos 4040315 y 2266741 o seguir el este enlace que lo llevará a la página web del Consejo Profesional de Medicina Veterinaria y Zootecnia de Colombia.

> Lectura sugerida: 4 consejos (infalibles) para cuidar el manto de tu Shih Tzu

Tenga en cuenta que si va a interponer una queja disciplinaria deberá apoyarla mínimo con una prueba, que puede ser la historia clínica, el registro de consultas, fichas técnicas o archivo del profesional respectivo, exámenes o cualquier otro elemento que pruebe o evidencie una mal práctica profesional.

Malas prácticas en la prestación del servicio

Entre ellas están:

  • Intervenir quirúrgicamente a un animal sin la previa autorización de la persona responsable de la mascota, a no ser que la urgencia del caso exija una intervención inmediata.
  • No comunicar al usuario los servicios, el tipo de tratamiento, los riesgos y los efectos adversos que genera su aplicación, así como la evolución, el pronóstico  y los resultados del caso.
  • Negarse a notificar al usuario del servicio sobre los riesgos o los resultados de los procedimientos tecnológicos que se usen científicamente reconocidos y aplicados de forma correcta.
  • Desconocer el trato humanitario que implica el respeto por todos los seres vivos de la naturaleza.
  • Aplicar tratamientos médicos y quirúrgicos injustificados o que tengan como objetivo exclusivo el lucro personal.
  • Emplear medios diagnósticos, preventivos, terapéuticos y procedimientos zootécnicos que no estén debidamente aceptados y reconocidos por la ley.
Las exoneraciones  

El médico veterinario o el médico veterinario zootecnista quedarán exonerados de no informar los riesgos y posibilidades de tratamiento médico o quirúrgico, en los siguientes casos:

  1. a) Por ausencia del dueño o responsable del animal. De este hecho se dejará constancia en la historia clínica.
  2. b) Cuando la reacción al procedimiento aplicado sea inmediata e inesperada, de tal suerte que pueda catalogarse como individual u orgánica.
  3. c) En casos de urgencia.

Los casos pueden prescribir o archivarse en un término de dos meses, pero ese plazo puede extenderse hasta por cinco años si el Comité de Ética decide abrir pliego de cargos contra el veterinario o zootecnista investigado.

Sanciones

Contra las faltas a la ética profesional, valoradas de acuerdo con su gravedad o con la reincidencia en las mismas, proceden las siguientes sanciones:

  1. a) Amonestación verbal.
  2. b) Amonestación escrita.
  3. c) Suspensión en el ejercicio profesional hasta por seis meses.
  4. d) Suspensión en el ejercicio profesional hasta por cinco años.

Redacción Mascotas.

@Fontibon360

Publicidad

El portal de noticias, gente y cultura local de Fontibón.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia