Connect with us

BOGOTA

“Quedé sorprendido de tanta vulgaridad, de tanto daño y odio”: Padre ‘Chucho’

Published

on

Foto: Publimetro.

El sacerdote Jesús Hernán Orjuela confirmó a este medio que el martes fue objeto de agresiones verbales y de empujones en el cementerio de Fontibón.

Fontibón360. –Sin embargo, quedó descartado que haya recibido golpes en la cara o en otra parte del cuerpo, como se dijo en la redes sociales y en algunos medios de comunicación.

Además, el sacerdote también aclaró que el incidente no pasó de los insultos.

En diálogo con F360, el polémico padre ‘Chucho’ –que hace apenas dos meses bloqueó una de las entradas a Fontibón durante la procesión del Día de las Madres– dijo que lo del martes fue un bochornoso incidente en donde “se metieron los políticos a crear falsedades y sofismas…”.

“Nos decían palabras abusivas y horribles”

“Cuando íbamos llegando fue muy fuerte… los políticos empezaron a incitar, a golpear… quedé sorprendido de tanta vulgaridad… ni siquiera como sacerdote, sino como ser humano…”, añadió el clérigo, que cumplió 26 años de sacerdocio y es párroco en la iglesia de Jesús Amor Misericordioso.

Tanta vulgaridad, empujones, nos empujaban, nos decían palabras abusivas y horribles… “Casi me rompen la ropa, yo quedé sorprendido ante tanta agresión… tanto daño, con odio…”. “Estoy sorprendido y temblando…. Ya me da miedo salir a la esquina…”, continuó el sacerdote bogotano de 52 años de edad.

«No he abusado de ningún niño»

Así mismo, el sacerdote respondió a los insultos que dijo haber recibido por parte de los manifestantes. «No tengo  ninguna denuncia penal en 26 años de sacerdocio. ¿A cuántas mujeres dejé con hijos? ¿A cuántas familias he robado? He construido comunidades en Ciudad Bolívar, en Patio Bonito, apoyando a la comunidad; yo a nadie he robado; yo no he abusado de ningún niño«, afirmó.

Si bien el padre ‘Chucho’ aseguró que no sabe mucho acerca de la problemática del cementerio de Fontibón y el conflicto que ha originado la construcción de un horno crematorio en ese espacio, sí dijo que las obras respondieron a una iniciativa del obispo de la Diócesis de Fontibón, monseñor Juan Vicente Córdoba, de “arreglar el cementerio en favor de la localidad”.

Unas horas más tarde, en el salón comunal del barrio Los Cámbulos, aledaño al cementerio, cerca de 70 personas se reunieron para analizar las posibles consecuencias de lo que pasó el martes. Una de las conclusiones fue que la comunidad debe emplear los recursos legales que están al alcance para frenar la operación del horno, las salas de velación y un laboratorio de tanatoplaxia (técnica de conservación temporal de los cadáveres), que cuentan con permiso de las Secretarías de Ambiente y Planeación, y de la Curaduría Urbana, respectivamente.

Las protestas

El pasado martes, la Diócesis de Fontibón invitó a unos 80 sacerdotes a lo que sería la inauguración del horno crematorio, pero el evento se disolvió debido a la presión de una gran cantidad de manifestantes que se oponen, según ellos, a que esa instalación contamine con partículas y gases el aire de los 43 barrios de la UPZ 117 Aeropuerto.

Los afectados serían cerca de 55.000 personas, que viven en el entorno al cementerio, y que exigen al Distrito y a la Curia, que no prendan el horno.

Redacción Local.

@Fontion360

El portal de noticias, gente y cultura local de Fontibón.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia

× Ordene aquí su pauta