miércoles, noviembre 21, 2018
Inicio > VIDA > Con el veneno del alacrán se podrían tratar la diabetes y la artritis

Con el veneno del alacrán se podrían tratar la diabetes y la artritis

|Veneno del Alacrán Foto Pixabay

Foto: Pixabay.

Investigadores en México descubrieron que estas toxinas sirven para combatir otras enfermedades autoinmunes como el lupus y la psoriasis.

Fontibón360. –A esa conclusión llegó el profesor Lorival Domingos Possani, especialista en bioquímica de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam) y ganador en 2016 del Premio Nacional de Ciencias por su contribución en el estudio de los péptidos y proteínas en el veneno del alacrán.

Según Possani, las toxinas de este arácnido poseen ciertos componentes bioquímicos que podrían ayudar a controlar algunos tipos de enfermedades humanas.

Los péptidos son pequeñas proteínas que tienen acción microbiana, matan a las bacterias y microorganismos”, señaló el investigador  a El Universal de México.

Este podría ser un avance en el desarrollo de nuevos antibióticos para bacterias resistentes. Además, sostuvo Possani, cuando se profundice en la investigación, especialmente en su aplicación médica, podría existir mayor información “para crear un nuevo antiveneno de tipo humano”.

>Te puede interesar: Descubren que los gusanos de cera pueden biodegradar el polietileno

>Te puede interesar: Verdades y mentiras del cloruro de magnesio, la ‘sal milagrosa’

Esto en alusión a que los antídotos que existen se extraen de la sangre de los caballos que son inyectados con pequeñas cantidades del veneno del alacrán. “Poco a poco el animal reconoce la toxina y genera anticuerpos que neutralizan la acción”, indicó a ese medio.

De las 281 especies que existen en México, solo 16 son peligrosas para el ser humano. Las toxinas menos dañinas podrían tener otras aplicaciones como en el desarrollo de insecticidas, dijo Possani  que ha patentado 90 posibles aplicaciones del veneno.

Según el sitio encolombia.com el veneno del alacrán “tiene una vida media de eliminación entre 4 y 13 horas” y es producido por la excreción de las glándulas exocrinas (externas) de una toxina más fuerte que el veneno de serpiente y afecta, vía subcutánea, los tejidos del cuerpo humano especialmente los “riñones, intestinos, músculos, huesos, hígado, pulmones y corazón”.

Co información de El Universal de México y encolombia.com

Editorial
Javier Segura es periodista egresado de la Universidad Central. Ha sido reportero en Caracol Radio, La W Radio, primerapagina.com y editor de contenidos para Terra Networks en Colombia. Actualmente es agregador de noticias para pulzo.com y editor general de Edimedios S.A.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plugin for Social Media by Acurax Wordpress Design Studio
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Google Plus