Danielito, ¿del Partido de la U, Centro Democratico u otro?

Danielito, ¿del Partido de la U, Centro Democratico u otro?

Foto: Edimedios.

Se rumoran muchas cosas, una de ellas es su intención de dejar una persona de confianza dentro de la JAL, apoyando electoralmente a un cercano, posiblemente en otro partido.


Columna publicada originalmente en el periódico Sector H.

Daniel Ibargüen, el más “reciente” edil de la localidad, oriundo de Istmina Choco, se posesionó a raíz de la destitución confirmada por la Personería de Bogotá del señor Ómar Angulo Torres, exedil del Partido de la U, en la localidad de Fontibón. Entre comillas “reciente” porque no es una cara nueva, por el contrario, ya había sido edil en periodos anteriores, y hoy por provecho vuelve a figurar dentro de los nueve miembros de la Junta Administradora Local (JAL).

Ante esta situación, muchas personas se preguntan si este líder del barrio La Cabaña no es el mismo que había hecho acuerdos con miembros del Partido Centro Democrático, realizando campaña electoral en las elecciones del año 2018, gracias al acercamiento con un concejal del partido de la mano firme.

El panorama para el Partido de la U en la localidad es complejo y tal vez esto lo sabía Daniel Ibargüen. Su ánimo de estar en otras filas era una gran opción, pero ante una oportunidad de entrar como remplazo decidió arriesgarse; sin embargo, la gente muestra su descontento por su actuar y falta de claridad. De ello se rumoran muchas cosas, una de ellas es su intención de dejar una persona de confianza dentro de la JAL, apoyando electoralmente a un cercano, posiblemente en otro partido. De la lista conformada en el Partido de la U en el año 2014 varios de los primeros no harían parte de las elecciones, siendo Daniel el mayor perjudicado por falta de umbral, por ello el apoyo de este cabildante a otra persona próxima a él y que pertenezca a otro partido no suena descabellado.

Seguramente deberá apoyar con algunos votos debajo de la mesa a miembros del Centro Democrático teniendo en cuenta su relación en marzo del 2018 en las elecciones de Senado y Cámara de Representantes. Pues los favores políticos no se pueden olvidar, no seria bueno dejar a merced sin voto alguno a Óscar Cárdenas, concejal que trató de abrirle un espacio en el Centro Democrático cuando no se contaba con la destitución de un edil del Partido de la U.


El ciudadano de a pie creyó entender que el destino de Daniel Ibargüen estaría en el Centro Democrático y que no continuaría en el Partido de la U por la destitución conocida, pero Ibargüen vio la oportunidad para reingresar a una corporación que brilla por su perpetuidad en los cargos de quienes lo presiden. A conveniencia coyuntural de la destitución lo llevó a negar sus vínculos con el Centro Democrático como militante del Partido de la U y varias personas le indagaron si tenía permiso de la U para realizar el apoyo a miembros de otro partido. Hasta la fecha la respuesta es negativa a raíz de un silencio evidente frente a esta y otras preguntas. Pues su deber como militante de un partido era fortalecerlo y no debilitarlo para las elecciones del Congreso como ocurrió en este caso, hecho que sucedió en el 2018. Dicha acción esta siendo investigada por los entes de control y el mismo partido para determinar si éticamente estuvo correcto su actuar y si este contaba con un permiso expreso para hacerlo.

Lectura relacionada: El Partido de la U abre investigación disciplinaria en contra del edil Daniel Ibargüen

El oportunismo impidió que otro u otros ejercieran el cargo en remplazo del destituido edil y así poder ver caras nuevas, ideas nuevas. El escenario local parece ser claro para las elecciones del 2019, elecciones donde ya algunos han faltado a su palabra de darle oportunidad a gente nueva y joven, para ellos mirar otros horizontes. Hay 9 ediles buscando acuerdos para reelegirse en una corporación que solo le falta Mariano Chalarca (reconocido por ser uno de los ediles mas antiguos de Bogotá) pues la falta de ambición y la comodidad no lleva a una mayor aspiración, un segundo mandato es justificable y entendible, pero no lo es cuando algunos aspiran a un tercer periodo para 12 años en una corporación y otros buscando su quinta reelección para 20 años en ella.

Finalmente, la comunidad sabrá o entenderá si estuvimos en un caso de doble militancia, esto refleja que un Partido político es el medio o el requisito, los ciudadanos la herramienta y que para llegar a un fin no interesa que estos entiendan como puedan ser utilizados.

NOTA: Fontibón 360 defiende y promueve la pluralidad de opiniones, como un mecanismo para el libre acceso a la información, la toma de decisiones y el pleno ejercicio de las libertades democráticas.

Redacción Opinión. 
@Fontibon360

1 Comment

  1. NO IMPORTA SI ES, INGENIERO, ABOGADO, DOCENTE, CONTADOR O POLITICO, LA ETICA Y LOS VALORES VIENEN DEL INTERIOR DE LA PERSONA.

    HASTA QUE FONTIBON ENTIENDA QUE UN TAMAL, UNA LECHONA, UNA FIESTA O UN BILLETE NO SON EL VERDADERO VALOR DE UN VOTO, SEGUIRAN LLEGANDO A LA JAL Y A LA ALCALDIA, PERDONAS QUE NO CORREDPONDEN A LA CONFIANZA INDILGADA POR LA MISMA COMUNIDAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *